Mejora la autoestima de tu hijo

/, Psicología infantil/Mejora la autoestima de tu hijo

Mejora la autoestima de tu hijo

La vida es una gran aventura en la que los problemas y las dificultades son parte del camino. La niñez puede ser una etapa dura y difícil cuando somos diferentes, cuando vivimos situaciones adversas en la familia, en el colegio o con los amigos y no contamos con los recursos para hacerlas frente. Esto puede dañar nuestra autoestima y debilitarnos.

De nuestra capacidad para afrontar y superar la adversidad en los comienzos va a depender nuestro futuro.

Como padres hay muchas cosas que podemos hacer para fortalecer a nuestros hijos:

  • Transmite a tu hijo el valor de la vida y el privilegio de ser humanos y dirigir nuestras vidas.
  • Acepta a tu hijo conociéndole bien e interesándote por sus deseos y preocupaciones. Acepta su carácter, su ritmo de crecimiento y sus dificultades.
  • Detecta su talento y su potencial ayudándole a desarrollarlo y mejorando su autoestima.
  • Desarrolla una red familiar fuerte en la que el niño cuente con el afecto de diferentes personas.
  • Fomenta su autonomía y su autoestima enseñándole a cuidar de sí mismo mediante la transmisión de buenos hábitos de alimentación, ejercicio y descanso.
  • Muéstrale el valor de la amistad compartiendo tus experiencias, interesándote por las suyas y con vuestra propia relación.
  • Enséñale a pensar por sí mism@, a tomar decisiones y a solucionar sus propios problemas.
  • Ayuda a tu hijo a conocer sus propios límites y confiar en sí mismo animándole a decidir hasta dónde puede llegar en situaciones de riesgo controlado.
  • Establece rutinas que le ayuden a organizarse y atender sus responsabilidades.
  • Considera el conflicto como una oportunidad de enseñar a tu hijo habilidades esenciales como ver las cosas desde la perspectiva de los demás, interpretar señales no verbales y hacer las paces.
  • En los conflictos entre hermanos o amigos, enséñales a comunicarse  pensando en un “nosotros”.
  • No utilices la violencia, los gritos, los insultos, la burla y el menosprecio para  educar a tu hijo.
  • Pídele perdón cuando te des cuenta de que le has causado daño.
  • Ante las explosiones emocionales de tu hijo, cálmale y ayúdale a contar lo sucedido. Tras escucharle atentamente,  explícale lo que tú piensas y lo que esperas que  él haga en adelante.
  • Practica con tu hijo el recuerdo de acontecimientos de su vida diaria para que ejercite su memoria y aprenda a transmitir vivencias haciendo explícitos sus recuerdos.
  • Muéstrale como transformar un deseo en una meta y cómo alcanzarla.
  • Habla con tu hijo sobre las causas del sufrimiento humano y el modo eficaz de combatirlas para ser felices.
  • Ayuda a tu hijo a crecer desarrollando un sano espíritu de superación personal y una buena autoestima.
  • Desarrolla su responsabilidad, la compasión y la conciencia social animándole a realizar trabajos voluntarios apropiados.
  • Aprende a escuchar a tu hijo detectando sus emociones sus deseos y necesidades con sensibilidad y también los tuyos.

Junto a todo esto reflexiona abiertamente sobre cómo te han afectado tus experiencias con tus padres, qué sentido les has dado y cómo influye lo uno y lo otro en tu actual modo de ser padre o madre. Habla de esto con tu hijo cuando te pregunte o cuando lo consideres oportuno para explicar tus acciones y actitudes.

2015-04-24T11:22:06+00:00abril 24th, 2015|Familia, Psicología infantil|0 Comments

Leave A Comment